SISTEMA INTEGRADO BURSÁTIL ELECTRÓNICO (SIBE)

EL SISTEMA DE TRANSACCIONES SIBE


Todas las operaciones en la Bolsa de Valores de Caracas se hacen a través del SIBE, un sistema electrónico de negociación de valores que permite la postulación de órdenes de compra venta, de evaluación de sus condiciones y de difusión al mercado de las mismas. El sistema es operado por corredores públicos de valores al servicio de las casas de bolsa durante las sesiones de mercado.


Las operaciones en el Sistema Integrado Bursátil Electrónico (SIBE) son ejecutadas por las casas de bolsa y corredores miembros, quienes actúan como intermediarios autorizados y cumplen los mandatos de sus clientes, ajustados a las disposiciones contenidas en la Ley de Mercado de Capitales y a reglamentaciones específicas de la Comisión Nacional de Valores.


La Red del Mercado de Capitales permite a los corredores, mediante el novedoso protocolo de comunicaciones Frame Relay, la operación desde terminales de trabajo ubicados en sus oficinas.


Las negociaciones en la Bolsa se realizan en unos horarios predeterminados por la autoridad competente los cuales pueden ser modificados cuantas veces sea necesario, pudiéndose contemplar varios dentro de una misma sesión para cada producto y/o mercado.


Dentro del horario correspondiente, las órdenes son introducidas al sistema en cualquier momento desde terminales inteligentes remotos, situados, en los propios establecimientos de los miembros.


El SIBE suministra a los operadores, a través de las pantallas de contratación, información en tiempo real sobre la actividad del mercado.


Además, el SIBE fabrica en tiempo real, una Hoja de Datos (Datafeed) que alimenta los servicios de difusión de información de la Bolsa de Valores de Caracas.


DESCRIPCIÓN DEL SIBE


El Sistema de Integrado Bursátil Electrónico (SIBE) es un sistema electrónico de posturas y apareamiento de órdenes, que permite la negociación de valores de Renta Variable y Renta Fija admitidos a cotización en la Bolsa de Valores de Caracas; ofreciendo además, información en tiempo real sobre la actividad y tendencia del mercado y de cada valor en particular. Asimismo, facilita al usuario los medios necesarios para llevar a cabo la gestión diaria de sus órdenes, permitiéndole realizar consultas y acceder a funciones de mantenimiento sobre las mismas.


Los Operadores del Sistema

La negociación de valores en la Bolsa de Valores de Caracas, objeto de Oferta Pública en términos de la Ley de Mercado de Capitales, tales como las acciones, bonos y demás obligacioones, ADRs, papeles comerciales y otros instrumentos requiere de la actuación personal de corredores públicos de títulos valores, autorizados como tales por la Comisión Nacional de Valores de Venezuela, conocedores de manera integral de la aplicación SIBE, de su reglamento y todo lo relativo a la intermediación bursátil en Venezuela.


Las pantallas de cotización

Las pantallas de cotización del SIBE permiten acceder a una serie de libros conocidos como Libros de Ordenes, los cuales permiten el ordenamiento de las órdenes ingresadas en el Sistema de acuerdo a ciertos niveles de prioridad, conocidos como Precio y Tiempo.

El Sistema SIBE hace referencia a un Mercado de Ordenes, y no es más que los referidos Libros de Ordenes para cada valor en particular, cuyo período de liquidación se corresponde con T+3.


Las órdenes en el SIBE

De igual manera, se manejan órdenes simples de Compra y órdenes simples de Venta, así como también órdenes u operaciones prepactadas conocidas como Cruces y Operaciones a Precio Convenido.

En el primer caso, de las órdenes previamente pactadas, las casas de bolsa poseen internamente en sus carteras de clientes, un cliente comprador y un cliente vendedor dispuestos a comprar y vender el mismo valor, al mismo precio y por aproximadamente la misma cantidad de acciones u obligaciones, y solo requieren "cruzar" ambas ordenes para producir una operación, sin necesidad de mostrar sus posiciones por separado. De esta forma, los intermediarios ingresan directamente las referidas Ordenes Cruzadas en el Sistema, produciéndose de manera inmediata las respectivas operaciones.

De igual manera, el Sistema contempla las Operaciones a Precio Convenido, a través de las cuales dos casas de bolsa o dos intermediarios se ponen de acuerdo para convenir y aparear dos órdenes en el sistema, con las mismas condiciones, sin necesidad de mostrar previamente sus posiciones por separado. Obviamente, la canalización de este tipo de operaciones, Cruzadas y A Precio Convenido, obedecen a ciertas condiciones requeridas por el mercado antes de satisfacer las mismas, lo cual se explica con detalle en las referidas secciones de Cruces y Operaciones A Precio Convenido del Manual del Operador.


La difusión de información en tiempo real

Una de las características más resaltantes de los sistemas automatizados de transacción se refleja en la Transparencia y la Rapidez en que se suceden las operaciones. En primer término, la Transparencia radica en poder garantizar el estricto orden en que se canalizan las operaciones, guardando las prioridades de ejecución prevalecientes en un Libre Mercado, como son: el Mejor Precio y en segundo nivel, el Tiempo de ingreso de las Ordenes, complementado con las diferentes auditorias que pueden obtenerse.

Adicionalmente, parte de la Transparencia prevaleciente en un mercado bursátil consiste en la Difusión de Información de Tipo Financiera y de Hechos Relevantes sobre las empresas emisoras que cotizan en Bolsa a objeto permitir a un inversionista o a un Asesor de Inversión obtener a través de la Bolsa toda la información necesaria que le permita realizar o desarrollar los respectivos análisis de inversión.

De igual manera, el Sistema alimenta y despliega en Tiempo Real todas aquellas pantallas o pizarras de cotización ofrecidas a través de: Estaciones de Trabajo SIBE, el Portal de las BVC, los tickers, los terminales de los difusores de información internacionales (data vendors), donde se accede a la actividad de los mercados, pudiendo obtenerse de esta manera los respectivos Precios de Referencia, con los respectivos Volúmenes Negociados; los Indices del Mercado y una serie de informaciones importante para el desarrollo diario de los mercados de renta variable y de renta fija.


Incorporada en 2006 nueva tecnología

La Bolsa de Valores de Caracas incorporó en 2006 nueva tecnología en su sistema electrónico de transacciones, con la que hace más amigable y dinámica la realización de las operaciones y se introducen cambios en el funcionamiento diario del mercado.

La institución proporciona con el SIBE en ambiente Windows®, una herramienta que garantiza que cualquier inversionista, a través de los miembros de la Bolsa -corredores y casas de bolsa-, obtenga el mejor precio de compra o de venta existente en cada momento en el mercado y las mismas facilidades que logran los demás inversionistas.

La nueva versión del SIBE, que constituye un exponente de la modernización del mercado de valores venezolano, transforma radicalmente la interfase gráfica del Terminal del Corredor de Bolsa, de manera que un mismo usuario puede mantener abiertas hasta 30 ventanas en la pantalla de su computadora, dando acceso a las diferentes funciones del sistema.

De este modo, el seguimiento de ambos mercados se realiza de manera simultánea en un mismo monitor, simplemente combinando ventanas con gran transparencia.

El acceso a la mayoría de las funciones del nuevo SIBE se puede realizar con sólo hacer "clic" sobre un título específico. El ingreso y búsqueda de información, resulta más sencillo y expedito que en la configuración anterior.

Adicionalmente a las actualizaciones realizadas a la interfase grafica, el SIBE Windows incorpora la utilización instrumentos útiles, de manera que el sistema electrónico de negociación de la Bolsa de Valores de Caracas es ahora mucho más abierto y nítido, perfeccionándose la formación de los precios mediante procedimientos que garantizan la completa interacción de las fuerzas de la oferta y la demanda.


Precios de equilibrio

Sibe Windows se rige por altos estándares internacionales para las operaciones diarias de los mercados bursátiles y, por tanto, su adopción en la Bolsa de Valores de Caracas refuerza la transparencia y equidad del sistema.

Es así como en la Pre-apertura, se incorpora un mecanismo de Subasta de Apertura, el cual tiene un cierre aleatorio durante los últimos 30 segundos, garantizando la ejecución de las órdenes susceptibles de ser negociadas a un precio de equilibrio.

En la Sesión de Mercado de Renta Variable se establece la Subasta de Volatilidad, que permite controlar ahora la variación de precio en un título determinado, mediante un período de puja donde puede participar todo el mercado.

La Subasta de Volatilidad, permite que se pueda observar con claridad en el mercado la tendencia de un título en particular y recopilar información antes de ejecutarse las operaciones. Por otra parte, permite que el alza o baja del precio de un título no sea determinada de forma inmediata por una sóla operación, sino con la participación de todo el mercado.

Se añade también la Subasta de Cierre para la determinación del Precio Oficial de Cierre de cada uno de los valores. Siguiendo el mismo principio de la subastas de apertura y volatilidad, durante los últimos 5 minutos de la Sesión de Mercado, se cumple este período donde todo el mercado tiene injerencia en la formación del precio de cierre.


Un cambio necesario

La puesta en operaciones del nuevo SIBE fue posible por un acuerdo conjunto de la Bolsa de Valores de Caracas (BVC) y del holding Bolsas y Mercados Españoles (BME) entidad creadora del sistema.

Este cambio era necesario ante el crecimiento registrado en el número de clientes y operaciones de los miembros de la Bolsa venezolana, para adecuar el mercado bursátil a un entorno más flexible y competitivo y preparar a la BVC para la transacción de nuevos títulos y la integración con otros mercados latinoamericanos.

En la sala de inversionistas de la Bolsa, ubicada en El Rosal -un lugar de acceso público- se pueden consultar los terminales del nuevo SIBE durante las sesiones de mercado diarias, de lunes a viernes.


El "Nuevo Mercado" de la Bolsa

El SIBE está enlazado desde 2004 al Banco Central de Venezuela para el funcionamiento del Nuevo Mercado.

El manejo de las operaciones de mercado secundario de títulos de la deuda pública Nacional se hace mediante un enlace entre nuestro Sistema Integrado Bursátil Electrónico (SIBE) de la Bolsa de Valores de Caracas y del Sistema Integrado de Custodia Electrónica de Títulos (SICET) del Banco Central de Venezuela".

Los bonos de la deuda interna venezolana se transan en este mecanismo, denominado oficialmente: "Mercado Secundario de Renta Fija Pública de la Bolsa de Valores de Caracas (BVC) y el Banco Central de Venezuela (BCV)", que constituye un enlace entre nuestro Sistema Integrado Bursátil Electrónico (SIBE) de la Bolsa de Valores de Caracas y del Sistema Integrado de Custodia Electrónica de Títulos (SICET) del Banco Central de Venezuela".

La creación de este enlace informático tiene el objeto de desarrollar el mercado secundario de títulos y colocar a todos los participantes y al público en igualdad de condiciones. Así, se tiene acceso inmediato a la información sobre oferentes y demandantes, se forman los precios y se ejecutan de manera automática las transacciones.

Mediante este mercado se transan títulos de deuda emitidos por Venezuela, en una plataforma conjunta en la que participa el Banco Central, los miembros de la Bolsa de Valores de Caracas, otras sociedades de corretaje no inscritas en la Bolsa y los bancos que han calificado para participar.

A través de estas facilidades de conexión, se genera una mayor difusión de la información del mercado en tiempo real y se determinarán las curvas de rendimiento. Por ejemplo, si el tenedor de un bono quiere vender su papel, por medio del sistema conoce los precios de referencia que tiene ese instrumento y luego toma la decisión que será notificada al intermediario (casa de bolsa, banco o entidad de ahorro).

Las operaciones del Mercado Secundario de Renta Fija SIBE-SICET se pactan y formalizan a través del SIBE y se liquidan en el Banco Central de Venezuela, haciendo uso de las facilidades del SICET.

En su diseño básico, la iniciativa es útil para el mercado interbancario y los grandes compradores y oferentes. En su segunda fase de desarrollo, aún no iniciada, las operaciones se realizarán con participación, como mandatarios, de los pequeños inversionistas.